VaxThera

¿Y si nos reivindicamos con las vacunas?

mujeres vacunadas

Por: Jorge Emilio Osorio, presidente VaxThera.

Quizás las vacunas no habían tenido tanta importancia en los últimos años como la que adquirieron tras la llegada del COVID-19. La pandemia, que dos años después de su inicio apenas parece estarse mitigando, llegó para desafiar las dinámicas sociales, económicas y gubernamentales y, por consecuencia, a los sistemas de salud establecidos en todo el mundo. Fue a inicios de 2020 cuando los países se dieron cuenta, tal vez muy tarde, de las falencias y atrasos que existían en el manejo de la salud pública. Aquella ausencia de prácticas preventivas y preparación para enfrentar circunstancias como esta, desataron consecuencias fatales para las vidas de las personas.

En mi experiencia en la investigación y desarrollo de biológicos, he podido evidenciar una auténtica necesidad de frenar enfermedades emergentes. Si bien, sobre sus causas usualmente no tenemos control, sobre sus consecuencias sí, y es allí donde destaco la importancia de la vacunación para la promulgación de la salud. Se ha demostrado históricamente que las vacunas salvan vidas, y desde la creación de la vacuna contra la viruela, se ha construido un camino en el que profesionales de diferentes disciplinas hemos contribuido a la consolidación de políticas sanitarias en las que prime la vacunación como solución comunitaria a problemas epidemiológicos que han aquejado a la sociedad por décadas.

Las vacunas recobraron su importancia con la llegada del coronavirus, pero es importante resaltar que su historia se remonta a más de 200 años de avances científicos y tecnológicos que han favorecido significativamente grandes mejoras en salud, impactando la calidad de vida y los índices de mortalidad a lo largo del tiempo. No podemos ignorar que el progreso de la inmunización ha posibilitado que millones de vidas se preserven cada año. Con esto no solo se hace un homenaje a la salud, sino que se reitera un compromiso mancomunado de promover buenas prácticas de cuidado y prevención, que son a la larga una de las mejores alternativas contras las enfermedades.

Por ello, debe entenderse que el escepticismo frente a la vacunación repercute negativamente no solo sobre quien decide no optar por ella, sino sobre quienes conforman su entorno. Hoy, con más de seis millones de muertes en el mundo a causa del COVID-19 y sabiendo que nos acercamos cada vez más a la disipación del virus, es el momento indicado para darle el sí a las vacunas y entenderlas como una alternativa científicamente comprobada que no solo contribuye a erradicar la actual pandemia, sino también demás enfermedades que seguirán existiendo entre nosotros. De igual forma, entendiendo la coyuntura actual en la que una buena parte de la población colombiana ya no está obligada a usar tapabocas, cobra aún más importancia la vacunación como un factor que refuerza la protección contra el virus.

En este sentido, me uno a la tarea de seguir promoviendo la vida y la esperanza de promover un sistema de salud justo y equitativo. En el marco de la pandemia actual, las vacunas sirvieron para hacerle frente a los daños causados, pero recordemos que su labor es también actuar como agentes preventivos para el desarrollo de enfermedades a futuro, y optar por ellas aumenta en definitiva una respuesta oportuna del organismo.

Es así como en VaxThera, le apostamos a lo anterior y nos esforzamos por alcanzar la independencia sanitaria en materia de vacunas y biológicos en el país, de modo que los colombianos tengamos un acceso eficaz a la inmunización y estemos preparados frente a próximas amenazas. Siempre he pensado que el valor de la salud se entiende cuando no la tenemos, y aunque existen equipos de expertos que trabajan en torno a ella, está en función de cada ciudadano adoptar un compromiso con el que reconozcamos la vida de los otros y promulguemos todo aquello que ayude a mantenernos sanos y en bienestar.

Contacto de prensa:
Eliana Siegert
300 618 2799
esiegert@vaxthera.com

Conoce más novedades